Jaguar: un thriller palpitante pero repetitivo

“Si me muero, que me muera con la cabeza muy alta”, el tono ya está dado desde los créditos. Jaguar, serie compuesta por seis episodios disponibles en Netflix, pone de relieve a sobrevivientes judíos del Holocausto en busca de justicia durante los años 1960. Habría podido hacerse un nombre entre las famosas series españolas, pero algunos puntos vienen a empañarla. 

Una reconstrucción de la historia interesante pero imprecisa

En relación con el documental El hombre más peligroso de Europa Otto Skorzeny en España que se estrenó el mismo día que la serie, Jaguar transcribe bien la historia de la España franquista, que acoge a cientos de refugiados nazis en la época de los 60, con las numerosas escenas de violencia y de tortura humana y animal (por eso se trata de una serie no apta para menores de 16 años), sobre todo en los flashbacks de la infancia de Isabel Riaza Chacón. Estos vaivenes entre pasado y presente nos permiten sentir más el dolor y el traumatismo de la protagonista. Además, para indicarnos la cronología histórica, podemos contar con la presencia de numerosas obras de arte que pintan diferentes episodios históricos españoles. No obstante, la reconstrucción de la historia se revela ser imprecisa y no tan realista, se nota sobre todo en la vestimenta y los peinados de los personajes con la ropa de moda y las colas de caballo. Tenemos la impresión de estar más en nuestra sociedad actual que en la de los años 60.

Tráiler oficial de la serie producida por Bambú Producciones ©YouTube

Jaguar es una serie que nos hace viajar en el tiempo y en el espacio con la multitud de lugares presentes a lo largo de los episodios: Madrid, París, Almería e incluso Alemania. Las cruces gramadas y los diferentes retratos de Hitler nos sumergen directamente en el periodo histórico en el que ocurre la acción de este thriller. Notamos que Isabel Riaza Chacón (Blanca Suárez) hace el esfuerzo de hablar en alemán, lo que es verosímil para la historia. Persigue a Otto Bachmann (Stefan Weinert) que se refiere a Otto Skorzeny, un verdadero personaje histórico conocido como ferviente defensor de la Alemania nazi. 

Una acción palpitante y repetitiva a la vez 

Desde los primeros segundos del primer capítulo, gracias a una música escalofriante, la tensión dramática ya está presente, el suspense va poniéndose en marcha con la persecución de los antagonistas. El thriller dirigido por Carlos Sedes nos ofrece un montón de escenas de acción, de combate e incluso de acrobacias que nos dejan sin aliento, lo que da a la serie un carácter palpitante. Al principio, la intriga tiene un buen ritmo, sobre todo con los planos que enfocan a Isabel corriendo, enseñándonos así su determinación. 

Sin embargo, las estrategias muy finas, bien elaboradas y milimetradas en las que no hay espacio para el error se parecen demasiado a las de La casa de papel: la inspiración es obvia. Muchas escenas de acción se asemejan y, por consiguiente, son repetitivas y previsibles. A pesar de su presupuesto importante (se nota que se trata de una serie ambiciosa), la acción se vuelve surrealista a lo largo de los seis capítulos, algunas escenas no son creíbles y faltan de coherencia entre ellas como la de la explosión del barco. ¡Qué lástima!   

Un reparto excepcional

La serie goza de un reparto increíble. Blanca Suárez, que ya había demostrado sus capacidades en Las chicas de cable, resplandece y tiene una actuación perfecta. Llega a impregnarse de cualquier emoción sin que parezca falso: rabia, rebeldía, venganza, tristeza, miedo. Desempeña el papel de una mujer fuerte y combativa (la armadura de Juana de Arco que lleva en un momento hace probablemente eco a su potencia). Lidera la serie por sí sola. El personaje de Isabel Riaza Chacón es fundamental ya que es la única protagonista femenina de este thriller, la heroína está rodeada por hombres, lo que contrasta radicalmente con la época de los años 60 en la que la mujer estaba reducida a su papel de esposa y madre: tenía que encarnar los papeles de ángel de casa y perfecta casada. Así, una dimensión feminista se desprende de la serie lo que es moderno y ayuda a cambiar las actitudes. 

Un reparto de cinco estrellas, liderado por Blanca Suárez ©Netflix

El resto del reparto no se queda atrás. Los cuatro hombres que rodean a Isabel se juntan todos alrededor de una misma causa, creando por lo tanto un sentimiento de unidad, de unión y de familia. A pesar de las diferencias, en el curso de sus vidas, sus edades y su internamiento en distintos campos de concentración, los cinco forman un equipo que quiere alcanzar el mismo objetivo. A medida que los capítulos pasan, nos damos cuenta de la vida de cada protagonista y las varias pruebas que tuvieron que enfrentar: nos da una visión de la historia y de la atrocidad que los judíos sufrieron durante aquella época. Lucena (Iván Marcos), Miguel Castro (Óscar Casas), Sordo (Adrián Lastra) y Marsé (Francesc Garrido) se complementan y aportan cada uno su toque personal. En cuanto a Otto Bachmann (Stefan Weinert), encarna la figura fría y autoritaria con su tono lento y su mirada insistente, lo que le hace todavía mas intrigante y angustiante. 

En definitiva, Jaguar es una serie con un buen potencial pero malgastada porque salpicada de escenas de acción demasiado largas que no hacen avanzar la intriga. Retendremos aun así el reparto fenomenal, la buena actuación y algunas escenas conmovedoras pero eso no es suficiente para despertar nuestro interés por ver una segunda temporada. 

Maxime OUNADJELA

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :