De monstruos y faldas, una costura de denuncias hecha a partir de retazos

Un documental que se ha venido presentando desde hace más de diez años en diferentes festivales del mundo sigue recordándonos los atropellos contra la libertad durante el régimen franquista.

©Cinechile

El sonido de las puntadas de una vieja máquina de coser se hace uno con la música incidental de suspenso que resulta angustiante. Las imágenes en blanco y negro toman un ritmo acelerado y parecen recobrar por momentos un poco de color. Así comienza el documental De monstruos y faldas dirigido por la chilena Carolina Astudillo y realizado en España en el año 2008. Premiado como Mejor Documental Experimental en el Female Eye Film Festival de Toronto, Canadá (2009) y como Mejor Corto Documental en el Festival Internacional Dona i Cinema de Valencia, España (2011) este filme realizado siete décadas después de la Guerra Civil española logra atrapar al espectador a lo largo de sus veintitrés minutos y cuarenta y cinco segundos de duración.

©Cinechile

Adultos que hablan desde sus perspectivas infantiles

Las voces de cuatro testigos llamados Libertad, Enriqueta, Maricarmen y Albert son el hilo conductor de esta producción experimental en donde los fragmentos de historias aparecen uno tras otro. Las tres mujeres y el hombre comparten sus testimonios desde una perspectiva melancólica, tejiendo un entramado en donde el común denominador son los recuerdos que tienen de una infancia en la que madres y tías fueron recluidas en la prisión de Les Corts en Barcelona.

Frases como «Yo a la edad que tenía que serían pues no sé 6 – 7 años para mí mi tía era una mala persona porque claro a esa edad cuando uno está en la cárcel piensa es que ha hecho algo malo (…)» hacen parte de los relatos llenos de miedo, incertidumbre, impotencia y sinsabores que nos transportan a la dictadura franquista de los años cuarenta y cincuenta y a una época de represión en donde mujeres trabajadoras del común terminaban encarceladas solo por ser señaladas como simpatizantes de la oposición sin que hubiera denuncias formales en su contra. «Ha sido detenida y juzgada un verdadero monstruo con faldas» cuenta una de las testigos refiriéndose a cómo la prensa hablaba de su progenitora.

©Cinechile

Abusos contra las reclusas y restricciones al libre desarrollo de la identidad

Múltiples voces podrían sumarse a las denuncias expuestas en este documental.  Y es que aparte de estar recluidas, las mujeres acusadas de “auxilio a la rebelión” caían en estados depresivos y de ansiedad al estar sometidas constantemente a amenazas de ejecución. De hecho, para sobrellevar el desasosiego y temiendo ser aniquiladas al final del día, algunas de ellas no veían más alternativa que consumir morfina para evadir esa realidad oscura y fría que les esperaba al anochecer y así no estar plenamente conscientes en aquellas noches de llenas de terror.

Como si fuera poco, en estos años de esplendor del nacional-catolicismo, no era posible ni siquiera que los niños tuvieran cualquier nombre escogido por sus padres. “Los que tenían nombres no religiosos (…) se tenían que presentar para que les cambiaran su nombre”. Libertad nos cuenta al respecto que no faltó casi nada para que su identidad fuera cambiada por la de “Victoria” al no encontrarse bautizada. Esto revela sin duda otra clase de atropellos en contra del libre desarrollo de la personalidad del cual niños y niñas fueron víctimas también.

De monstruos y faldas, un corto con un lenguaje propio que plantea una historia paralela a la oficial, lleno de símbolos y efectos visuales por descifrar. Un zigzag que entreteje el presente a partir de los recuerdos borrosos, pero aún vivos del pasado. Una apuesta por recordar algunas de las puntadas inconclusas de aquella época para no estar condenados a repetirla.

Carolina CG

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :