Pájaros de papel, una tragicomedia de la posguerra

La primera película del director cubano Emilio Aragón, estrenada en el año 2010, recrea la historia de una familia de artistas que lucha diariamente por sobrevivir después de finalizada la Guerra Civil Española. Una época en donde los comediantes no tienen libertad de expresión y no hay cabida para la homosexualidad.

©Fotogramas.es

Señales indelebles, rastros profundos

Hay marcas físicas que podemos llevar y se llaman lunares, pero también hay marcas sin nombre definido que pueden llevarse en el alma y llegan a adoptar formas como la amargura, la tristeza y la impotencia. Miguel Puertas Maldonado (Roger Príncep), el más pequeño artista de este filme, pinta con lápiz negro sobre su rostro casi ceremoniosamente el lunar que tenía su madre de quien fue separado por causa de la guerra. Lo hace para recordarla siempre. De anciano, seguirá con esta costumbre hasta el final de sus días. Jorge del Pino (Imanol Arias), figura paterna y uno de los mentores de Miguel, lleva consigo indeleble la huella de la violencia que le arrebató a su familia. Este comediante no pierde oportunidad para hablar de la situación política y la precariedad económica haciendo uso del humor negro que lo caracteriza. Enrique Corgo (Lluís Homar), compañero de escena de Jorge y Miguel no tiene marcas aparentes, pero lleva un estigma, su orientación sexual.  A este cómico salirse del modelo tradicional masculino en tiempos de la victoria franquista le significa persecución y castigo físico.

©Wordpress.com

Humor en tiempos de hambre

Jorge y Enrique son viejos compañeros de escena en los shows de vodevil, arte que practican para ganarse la vida y que les ha permitido consolidar una gran amistad. Un día cualquiera, después de estar alejados por un tiempo y reencontrarse aparece Miguel, el niño con el que conformarán una familia singular y quien encontrará su lugar en medio del negativismo extremo de del Pino y el optimismo sensible de Corgo. El chiquitín travieso y pícaro que roba con ingenuidad arroz en sus bolsillos rotos y fabrica pájaros de papel se convertirá de algún modo en el hijo adoptivo que los dos cómicos buscarán proteger en ausencia de sus padres. Otros personajes cercanos a ellos son la cupletista Rocío Moliner (Carmen Machi) y la joven Merceditas (Ana Cuesta) quienes también harán lo posible por solventar a través de la música y el baile las penurias económicas a las que se enfrentan.

©Fotogramas.es

«El enemigo puede ser cualquiera»

Desafortunadamente, ni siquiera en la búsqueda de una segunda oportunidad para rehacer sus vidas los artistas pueden estar tranquilos. «¿Cómico? Es increíble que nos tengamos que preocupar por gente así» manifiesta indignado un sargento antes de que le sea encomendada su misión de espionaje dentro del grupo de comediantes. Y es que al final no se sabe quién está a favor y quien en contra del caudillo. Jorge del Pino no tiene nada que perder y no teme denunciar. Pero lo cierto es que ese infiltrado terminará siendo decisivo en el rumbo que tomará la vida del pequeño Miguel.

©Globomedia

Pájaros de papel ha sido galardonada con catorce premios y dos nominaciones Goya. Resulta una tragicomedia creíble que logra poner en escena el humor y el sufrimiento desde una perspectiva auténtica y equilibrada. Una producción en donde la risa y el llanto se pisan los talones.

Carolina CG

Foto de portada: ©Mundocrítica.com

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :