Las trece rosas destrozadas por el régimen franquista

Basada en hechos históricos y personajes reales, la película narra magistralmente las vidas de un grupo de chicas detenidas y fusiladas por el bando nacional al comienzo de la dictadura.

Madrid, año 1939. La Guerra Civil que ha dividido España durante tres años está llegando a su fin y las tropas del general Franco están a punto de hacer su entrada en la ciudad. Aquí comienza la historia de trece chicas, en lucha por ideales de libertad y de justicia, principios hechos pedazos por el nuevo régimen opresor. Con estilos y recorridos diferentes, las mujeres de la película colaboran con el derrotado bando republicano, lanzando panfletos de protesta y reclamando comida.

Fotograma de una protesta organizada por las chicas de las JSU | ©lashorasperdidas.com

El engaño de Franco

Estrenada en los cines en 2007, Las trece rosas basa sus heroínas en personas reales que vivieron durante la España franquista. Bajo la dirección de Emilio Martínez-Lázaro, la película pone en escena los cuatro meses entre el final de la Guerra Civil y la ejecución sumaria del 5 de agosto de 1939. Aquel día perdieron la vida 43 hombres y con ellos 13 mujeres, cuyo sacrificio se celebra hoy en día en la capital con un monumento a “las trece rosas”. Todas muy jóvenes, una incluso menor de edad, las chicas en la película son inicialmente alegres y optimistas, como si no estuvieran conscientes del peligro que se anuncia. De hecho, a toda España le ha quedado clara la promesa del mismo Franco al término de la guerra: sólo se condenarán las personas que se han manchado de delitos de sangre.

El principio de una nueva pesadilla

Al empezar las detenciones, la atmósfera se oscurece y las mujeres son interrogadas y hasta torturadas por su afiliación a las Juventudes Socialistas Unificadas (JSU), bajo la acusación de organizar un presunto atentado contra Franco. De este grupo forman parte Julia, cobradora de tranvías y su amiga Adelina, quien será entregada de buena fe a la policía por un padre aferrado a las órdenes y demasiado ingenuo. Aunque sólo tiene 15 años, Carmen se destaca por ser la más activa y determinada, incluso cuando las chicas estén ingresadas en la cárcel de Ventas.

Las trece rosas en la reproducción de una fotografía de archivo, sacada durante
el rodaje de la película | © Joventudes Socialistas de España

La reclusión de las chicas

Después de ese período de terror, las semanas de prisión llegan casi como un alivio. Aunque desnutridas y en celdas abarrotadas, las prisioneras por fin reunidas recuperan una relativa serenidad y ligereza. Seguras de no correr riesgos por sus vidas, las chicas entonan cantos de camaradería y hasta se permiten pequeñas rebeliones hacia las guardas. Las jornadas están marcadas por las funciones religiosas y una de las chicas, Blanca, crea un vínculo especial con la directora de la cárcel. Casada y con un hijo, su historia se diferencia de las otras: Blanca es una ferviente católica y votante por las derechas. Detenida simplemente por ayudar económicamente a un colega de su marido, militante comunista, la mujer encuentra la simpatía y la protección de la directora, quien se revela empática pese a su papel.

Condenadas a la pena capital por una sed de venganza del Consejo de Guerra, las chicas y sus familias ven su futuro desmoronarse en unos segundos. Estas trece rosas, tan jóvenes como ya maduras, se enfrentan a las armas de sus ejecutores con valor y dignidad. Encuentran la muerte en un cementerio cercano y el ruido de los disparos alcanza hasta la cárcel dónde Carmen llega a desear el mismo destino trágico. Dramática e históricamente contrastada, la película reconstruye ladrillo a ladrillo las vidas de estas mujeres. El director Martínez-Lázaro vela de esta manera por la protección de su memoria, como se lo pidió una de las chicas a su madre en su última carta antes de encarar la muerte. A menudo consideradas combatientes de segunda categoría, las trece rosas honran hasta el último respiro sus ideales, con una valentía que merece ser contada.

Trailer de la película Las trece rosas | © YouTube

Giulia Pandolfi

Imágen de portada: las protagonistas detenidas en la cárcel de Ventas | Fotograma de la película © Filmaffinity

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: