Balada triste de trompeta : una buena capa todo lo tapa

Cartel de la película Balada triste de trompeta

Con un estilo que siempre lleva a los espectadores a los límites del horror, Álex de la Iglesia realizó en 2010 la película Balada triste de trompeta. Fuera de los límites de la realidad, nos da una visión sorprendente y original de la vida bajo el franquismo.

En los años 70, un hombre llamado Javier se enrola en un circo madrileño para trabajar como payaso triste. Su encuentro con el otro payaso, Sergio, va a convertir su vida en una lucha violenta por conquistar el corazón de Natalia, la acróbata. Sin embargo, no es el triángulo amoroso lo que provoca la locura de los personajes, sino la violencia de la sociedad bajo el régimen de Franco.

La ambigüedad de la película

Javier va a intentar liberar a Natalia del yugo de Sergio, que es alcohólico y violento. No se trata de una verdadera historia de amor, sino de un duelo destructor entre dos hombres. Los celos de Sergio generan una persecución contra Javier, que acabará siendo tan violento como él, creando un círculo vicioso. Perturba el juego entre el mundo escénico del circo y la realidad, con payasos divertidos o aterradores, ritmado por el humor negro y la violencia.

Javier y su padre durante la Guerra Civil española

El franquismo como eje de acción

La película sigue, en un orden cronológico, la vida de Javier desde su niñez durante la Guerra Civil española. Su padre tuvo que comprometerse con los republicanos y fue detenido. Unos años después murió delante de los ojos de su hijo adolescente. Cambiará la vida del payaso para siempre. Una elipsis con imágenes de archivos nos lleva a Madrid en 1973. La capital y sus alrededores van a convertirse en un escenario realista, con acontecimientos, personajes y lugares reales, mezclados con una historia ficticia.

Javier sembra el terror en un restaurante

La violencia del régimen en segundo plano

Aunque también aparecen ejecuciones y represión, la violencia del franquismo no es lo más chocante de la película. Predomina la violencia entre los personajes marginados del circo. El hecho de que se queden pasivos frente al liderazgo tiránico y abusivo de Sergio nos hace pensar que la locura de la dictadura franquista contaminó a todos los personajes. Javier es el único que guarda un espíritu bastante normal, con un conocimiento del límite entre el bien y el mal. Pero se convierte en el personaje más violento de la película. La pregunta no es quién es el malo, sino quién es el peor.

Balada triste transforma a los actores de la dictadura en figurantes y da paso a una ficción que se sitúa entre el drama, el thriller y el horror. Su modernismo la distingue de las que se desarrollan durante el franquismo y sus referencias a la cultura popular, como sus similitudes con el muy famoso Joker (2019) del realizador estadounidense Todd Phillips. 

Trailer de la película

Lou Tabarin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: