EL PAISAJE DEL CHILE ACTUAL – 2012, BRP

Mural de la Brigada Ramona Parra en el centro cultural de Gabriela Mistral – Santiago ©

La BRP, Brigada Ramona Parra, es un grupo de muralistas afiliados al partido comunista chileno. El colectivo nació alrededor de los años 60 con la meta de difundir el socialismo y apoyar la candidatura de Salvador Allende. Expresan sus compromisos políticos y sus ideales a través del muralismo. Cuando decimos muralismo pensamos en el movimiento artístico mexicano del principio del siglo XX, sin embargo esta corriente tuvo influencia en países como Chile. Tanto en México como en Chile, a través de frescos en lugares principalmente públicos se trata de dar conocimiento de forma didáctica y manifestar una opinión. 

El año 2011 se conoce en Chile como un momento de fuerte movilización ciudadana a través de manifestaciones por el derecho a la educación gratuita y contra la discriminación en ese ámbito. Desde entonces se ven cada vez más murales que tratan justamente de estos temas. Este mural ha sido pintado en la GAM, centro cultural Gabriela Mistral, para el primer año del festival de intervención urbana, “Hecho en casa” en el año 2012. Durante dos días la Brigada, junto a voluntarios, pintó este fresco de 15 metros por 4.

Este fresco en formato paisaje, muy profuso en colores, está compuesto de cuatro retratos iconográficos, un paisaje con símbolos que nos permiten identificar distintos ámbitos de la sociedad chilena. Entonces, aquí la idea es tratar de entender cómo los autores consiguen representar estos distintos ámbitos mientras denuncian y defienden sus ideas. 

Llamar la atención 

« La Brigada afirma que “nació en torno a la lucha política y se organizó con un fin : impactar con formas y colores, de la mano de un mensaje fuerte y duro” ». Efectivamente, lo que llama la atención, además del tamaño del mural, es el espectro de colores llamativos utilizados por los autores y la creación de equilibrios a través de contrastes extremos. Lo podemos observar con en el fondo naranja que se degrada y que de repente se transforma en azul. También las formas de los retratos sorprenden porque están recortados y coloreados por partes, de hecho, solo tres de los cuatro retratos representados son así. Con estas perturbaciones visuales se consigue captar el ojo del observador para transmitirle un mensaje al mismo tiempo.

Advertencia sobre un futuro próximo 

El mensaje que nos transmite este fresco es una advertencia sobre un futuro próximo y la defensa de un ideal. La advertencia sobre el porvenir se hace gracias a imágenes que nos hacen pensar en la actualidad y una opresión ya existente. Por ejemplo, tenemos el retrato de un pescador al que reconocemos gracias al hecho de que esté en una ola y que en la misma corriente trate de pescar un pez que ya parece sin vida. Atrás, vemos un fondo que nos indica que hay un incendio por las llamas que están casi a punto de quemarlo y al frente tenemos una excavadora de oruga que tiene la forma de un monstruo con su enorme lengua y sus dientes afilados. Parece comer todo lo que está en su camino ya que vemos en su lengua un pez y una cara. Esta máquina representaría a los dirigentes políticos porque, aunque no lo vemos en esta foto, encima de la máquina podemos reconocer el Palacio de la Moneda con la bandera de Chile. 

Lo que nos dice esta parte del fresco es que, los políticos en vez de hacer su trabajo de representantes del pueblo lo que hacen es aplastar al pueblo y eso empieza con el pescador que es actualmente el más vulnerable frente a los políticos. En la realidad, se traduce por medidas tomadas por el gobierno, por ejemplo la actual ley de pesca está mucho más a favor de la pesca industrial, que explota el mar, y deja de lado la pesca artesanal. En el año 2011 los parlamentarios, que recibieron dinero[1], votaron para que el mar se dividiera en dos entre los artesanales y los industriales. O sea un 50/50 para cada parte. Pero en la realidad no es así, los que sacan provecho son los industriales que últimamente tienen el 69% de la pesca contra un 31% para los artesanales como lo mencionó un artículo de El Desconcierto.

Lo que acabamos de ver forma parte de la actualidad, entonces la advertencia sobre el porvenir es más bien para los otros ámbitos. De una lectura de la derecha a la izquierda del fresco, los próximos que van a verse machucados son: la comunidad Mapuche, el ámbito de la educación y finalmente los mineros. Últimamente se mató a un Mapuche, Camilo Catrillanca, sin ninguna razón, aunque se intentó camuflar este asesinato con la supresión de los videos que eran pruebas de lo que había pasado. Así que el aplastamiento de esta comunidad se está haciendo paulatinamente con este tipo de actos. Por ahora los que están tranquilos, son los estudiantes y los mineros pero, a pesar de todo, también tienen sus reivindicaciones a las que siguen defendiendo como vemos en el fresco. 

Defensa de un ideal 

Se inicia la reivindicación de las ideas de los autores a través de una parte del fresco que toma la forma de una manifestación: los puños en alto que simbolizan una indignación, las banderas que piden que las cosas cambien, los numerosos brazos que podrían representar la agrupación son elementos que nos hacen pensar que se trata de una protesta en la calle, solo que está en un fresco.

Los dos sectores que están protestando aquí, porque todavía tienen la posibilidad de hacerlo, son los estudiantes y los mineros. Los estudiantes a los que reconocemos gracias a la ropa que se parece a un uniforme de escuela, los lápices y libros, llevan escritos en sus banderas y libro: “Queremos educación de excelencia para todos los chilenos”, “Educación gratuita e incluyente ahora” e “Historia (verdadera) de Chile… y lenguas indígenas”. Nos recuerda la movilización de 2011 y 2012 en la cual los estudiantes de secundaria luchaban, entre otros, contra la discriminación, y en este fresco se traduce por la inclusión, la igualdad entre todos, sea a través del aprendizaje como de la accesibilidad económica. 

En cuanto al minero con su pala, su pico y su martillo, pide “El cobre para Chile ahora”. Como sabemos, en 1973 se nacionalizó el cobre, pero a finales de los años 90 se ha vuelto en manos de empresas privadas que hoy en día detienen el 60% o el 70%, según las fuentes, del cobre chileno. Además de tener las fuentes más productivas y más rentables. Entonces, el país se queda únicamente con el 40 o el 30%, mientras debería poseer la totalidad. 

Así que en este fresco tenemos dos tipos de manifestaciones, una artística y otra política, podríamos decir que se trata de una meta-manifestación, aunque la palabra no existe, ya que se trata de una manifestación política, es decir reivindicaciones de ideas a través de un arte, el muralismo, arte que es conocido por manifestar sus opiniones en lugar accesible, o sea para alcanzar a más personas. 


[1]Leer el artículo de El Desconcierto:

 https://www.eldesconcierto.cl/2018/03/28/ley-de-pesca-el-mito-del-50-50-que-nunca-fue/

[1]Verlo en la actualidad chilena porque se descubrió hace poco.

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :