Aviadores peruanos en la Gran Guerra

La relación franco-peruana durante la Gran Guerra y en los años pioneros de la aviación europea y latinoamericana se materializó con la presencia de pilotos peruanos durante el conflicto que cegó la vida millones de jóvenes. La conmemoración en el 2018 del centenario del fin del conflicto nos invitó a reflexionar sobre la participación de extranjeros  – y franceses nacidos en el extranjero – del lado de Francia y sugerir similitudes entre el tratamiento periodístico de ese momento y el actual.

Picture1Fuente : Primeras Planas del Siglo XX, El Comercio, 2002.

José García Calderón – hijo de un expresidente peruano – era estudiante de Bellas Artes en Francia cuando estalló la Primera Guerra Mundial. Fue aceptado en el ejército francés gracias a su experiencia como piloto. Participó en la guerra como observador de artillería en globos aerostáticos. José murió en Verdún cuando el globo en el que estaba en misión fue arrastrado por una tempestad. Aunque saltó en paracaídas, no sobrevivió. Su hermano Juan también formó parte del ejército francés, como médico.

En 1914, el diario El Comercio publicó un artículo[1]sobre  otro piloto peruano combatiendo por Francia : Jean Bielovucic Cavalié (Figura 1)[2]. Nacido en Lima, se educó en Francia y llegó a ser un reconocido piloto de la época. Bielovucic cruzó los Alpes en 1913 siguiendo la ruta que fue letal para otro franco-peruano, Jorge Chávez (Figura 2)[3]. Proveniente de una familia peruana adinerada, nació en París y sobrevoló los Alpes en 1910 en un monoplano Bleriotcuyas alas se desprendieron cinco metros antes de tocar tierra.[4]Su muerte algunos días después lo convirtieron en una leyenda de la aviación peruana y el aeropuerto internacional en Lima lleva su nombre.

figura1

Figura 1.    Jean Bielovucic Cavalié

Figura2

 Figura 2. Jorge Chávez Dartnell

Fabián Novak, autor de El Perú y la Primera Guerra Mundial, explica que el Perú se mantuvo neutral al principio de la guerra[5]como hicieron otros países (por ejemplo, Argentina, Chile, Colombia, México). Sin embargo, el hundimiento del vapor “Lorton” provocó que el Perú rompiera relaciones con Alemania. El inicio de la guerra causaría inicialmente una crisis monetaria pero luego la economía se vería beneficiada con el aumento de los precios de las materias primas. El presidente Pardo, empero, era criticado por no entrar en el conflicto. La esperanza de la clase política era que los Aliados apoyasen al Perú en la recuperación de las provincias de Tacna y Arica. Dichos territorios estaban aún en poder de Chile desde el fin de la Guerra del Pacífico (Perú, Bolivia, Chile, 1879-883).

Para el catedrático, los peruanos participaron de manera voluntaria en el conflicto pues se sentían comprometidos con los países donde vivían. Hasta 19 peruanos habrían combatido en el ejército francés, la mayoría descendientes de franceses instalados en el Perú[6]. Los estudiantes peruanos en Francia, además, habrían respondido con su enrolamiento al llamado de fines de 1914 de la parte de intelectuales franceses a los extranjeros que vivían  en dicho país (Figura 3)[7].

Figura3

         Figura 3.

Según la ficha pedagógica “Les étrangers dans la Grande Guerre”[8], la conflagración es presentada como un conflicto ideológico entre el “país de los derechos del hombre y de la libertad” contra los “imperios autoritarios”. No solamente el “amor por Francia” alentaría a los extranjeros tomar partido por ella. Como trasfondo está también el enfrentamiento entre otros nacionalismos o el anhelo de la creación de nuevos estados-nación.

No todos los extranjeros compartían esta emoción. Francia era uno de los mayores imperios coloniales de la época. La armada rápidamente organizó tropas compuestas por la población de los territorios que controlaba. Según la ficha del Museo de la inmigración, las tropas coloniales sufrieron de discriminación y “promesas de igualdad” no respetadas. Cerca de 30 mil coloniséshabrían muerto durante la guerra.[9]

Los actos conmemorativos del centenario comenzaron con un periplo o “itinerario” del Presidente francés por los sitios marcados por el conflicto. Según el periódico Le Monde[10], el Presidente habría al mismo tiempo iniciado su reivindicación del récit nationalrecobrando la figura de los “héroes” históricos. Esta concepción decimonónica de la historia resurge en nuestros días al exacerbarse los sentimientos nacionalistas en Europa y otras partes del mundo.

Algunos elementos del lenguaje de la historia vista como “narración nacional” se encuentran en el artículo de El Comercio sobre la muerte de García Calderón : “ muere como héroe ”. La noticia es dada de forma hagiográfica y con lenguaje solemne : “su trayectoria en el ejército francés fue brillante”, “el globo [en el que murió] cayó gloriosamente sobre los campos de Verdún”. La frase final cristaliza la posición ideológica del periódico con respecto a la guerra, en línea con el discurso del imperio francés: “… muere en defensa de los valores de la humanidad”, es decir del “país de los derechos humanos”.

Este centenario es presentado como memoria que nos advierte del peligro de las divisiones de hoy. La democracia liberal, los derechos se ven amenazados por una ola de agitación a la vez populista, de identidad y nacionalista.

La Unión Europea, la República francesa representan en este discurso los valores universales de igualdad y fraternidad. Estos se ven minados y asediados por un movimiento contra las élites económicas, políticas y culturales, atizados por las nuevas tecnologías en el trabajo y la comunicación. La palabra en inglés illiberalse lee y se escucha con insistencia en los medios estadounidenses para nombrar los ataques a la democracia parlamentaria y a la globalización.

En los actos conmemorativos del centenario se escuchó textos en lenguas extranjeras y se recordó a las tropas coloniales para reivindicar la multiculturalidad. El repliegue en identidades nacionales o religiosas – el islam hoy es señalado como refractario a la “civilización occidental” –  el aumento de la violencia racista amenazan así la convivencia pacífica al interior de los estados y erosionan las relaciones internacionales cuyas instituciones habían asegurado la paz de la posguerra.

Las derivas autoritarias en Polonia, Hungría, Turquía, las aspiraciones expansionistas China y especialmente Rusia (Mar de China, anexión de Crimea) hacen temer la “vuelta de los imperios”. Se ven en ellos una nueva formación de estados “totalitarios”, término acuñado – y largamente discutido – atribuidos a la Italia fascista, la Alemania nazi y a la Unión Soviética.

El propio jefe del Estado hace la analogía entre la situación actual y aquella de entre guerras. La profundidad de la crisis económica desata una reacción nacionalista y anticapitalista que casi acaba con las llamadas « democracias liberales ». Guerras de imperios, refutación de las instituciones políticas democráticas, las confrontaciones de hoy nos podrían llevar a terrenos desconocidos y extremadamente graves.

La noticia sobre la muerte del peruano José García Calderón en Verdún nos habla de nuestro presente. El resurgimiento de las identidades nacionales hace rescatar – y a otros interrogar, cuando no condenar – las figuras del pasado que han construido las historias nacionales. También refleja una realidad de inmigración que hoy es criticada y temida pues es vista como una amenaza a las economías e identidades culturales nacionales (en el Perú la llegada de refugiados venezolanos despertó sentimientos xenófobos). Asimismo, un presente de innovación tecnológica de transporte y comunicación. El desarrollo de la aviación jugaría un papel de primer orden en la segunda guerra y las nuevas tecnologías empujan a la gente fuera del mercado laboral. Finalmente, las convulsiones sociales, económicas y la agitación política evocan en estos días, en el pensamiento y los discursos, las guerras mundiales del siglo XX.

 

 

[1]“El peruano Bielovucic lucha por Francia”, El Comercio, 4 de noviembre del 2014 en Primeras páginas del siglo XX El Comercio, Héctor López Martínez ed., Empresa Editora El Comercio, Lima, 2002. Página correspondiente al año 1914.
[2]Imagen tomada del artículo “La traversée des Alpes en aéroplane”, Le Figaro,15 de enero del 2015.
Disponible en línea : https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k6199662/f1.item.r=jean%20bielovucicConsultado el sábado 17 de noviembre.
[3]Imagen tomada del artículo 1937 : “The Inter-American technical conference on aviation planned for creating a permanent American aeronautical comission”, Blog The Postal History of ICAO, International Civil Aviation Organization.
Disponible en línea : https://www.icao.int/secretariat/PostalHistory/1937_inter_american_technical_conference_on_aviation.htmConsultado el sábado 17 de noviembre del 2018.
[4]BASADRE GROHMANN, Jorge, Historia de la República del Perú 1822-1933, Tomo 13, Producciones Cantabria S.A.C., Lima, 2014. Pgs.36-37
[5]Entrevista a Fabián Novak abogado director del Instituto de Estudios Internacionales de la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Disponible en línea : https://elcomercio.pe/blog/librosami/2015/03/la-primera-guerra-guerra-mundial-y-sus-huellas-en-el-peruConsultado el jueves 15 de noviembre del 2018.
[6]ORTIZ DE SOTELO, Jorge, “La Gran Guerra”, Caretas, edición 2388, 4 de junio del 2015.
Disponible en línea http://www2.caretas.pe/Main.asp?T=3082&S=&id=12&idE=1210&idSTo=0&idA=72038Consultado el 26 de febrero del 2019.
[7]Imagen tomada del artículo “Un Appel aux Amis de la France”, Le Figaro,2 agosto de 1914.
Disponible en línea : https://gallica.bnf.fr/ark:/12148/bpt6k290395g/f2.item.r=L’heure%20est%20grave.zoomConsultado el sábado 17 de noviembre del 2018.
[8]Musée de l’histoire de l’immigration, “Les étrangers dans la Grande Guerre”, fiche pédagogique, Paris, novembre 2014.
Disponible en línea : http://www.histoire-immigration.fr/sites/default/files/musee-numerique/documents/fiche-pedago-etrangers-grandeguerre.pdfConsultado el jueves 16 de noviembre del 2018.
[9]Ibid, pag. 4
[10]“Centenaire du 11 novembre Macron en quête de héros pour la France”, Le Monde, 5 de noviembre del 2018.
Disponible en línea : https://www.lemonde.fr/emmanuel-macron/article/2018/11/05/centenaire-du-11-novembre-macron-en-quete-de-heros-pour-la-france_5378988_5008430.htmlConsultado el jueves 15 de noviembre del 2018.

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :