ARCOmadrid 2018 – 2019 : cuando arte y política se juntan

Santiago Sierra censurado en la 37° edición de la feria de arte contemporáneo más celebrada de Madrid. El acontecimiento no pasa desapercibido en la prensa generalista digital española. Información sobre ARCO 2018 y promoción de ARCO 2019 se quedan en segundo plano.

Una concentración masiva de artículos sobre la censura de Presos políticos en la España contemporánea

Todos los años, a partir de mediados de febrero, la sección cultural de periódicos como El PaísLa VanguardiaABC El Periódico rebosan de artículos sobre ARCOmadrid. Una feria internacional de arte contemporáneo que anima la capital española durante cinco días a finales de febrero. 2018, por ARCOmadrid, ha sido un año bajo el signo de polémicas. El 21 de Febrero de 2018, fecha de apertura de la feria, el comité organizador de Ifema decide retirar la obra del catalan Santiago Sierra, Presos políticos en la España contemporánea: 24 fotografías pixeladas de presos políticos contemporáneos cuyo propósito, según la nota de prensa que acompaña la obra, es « visibilizar la existencia de tales presos políticos en el estado español a pesar de lo que se sostiene institucionalmente ».

La obra Presos políticos en la España contemporánea (ACN)

Con un total de 16 artículos, seleccionados entre los cuatro diarios de referencia, 11 tratan el caso Santiago Sierra: un índice de la envergadura que tal acontecimiento ha tomado a nivel mediático. La censura de la obra ha generado controversias de carácter socio-político y eclipsado cualquier asunto inherente a la feria: ARCO 2018, ARCO 2019, el tema del futuro, la presencia de mujeres artistas por la 37 ésima edición, las cifras de venta. Aspecto confirmado en el comunicado publicado por Ifema al censurar la obra: « La institución ferial, desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018, y por tanto, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria ».

¿ Cómo desviar al lector?

Una desviación que tanto El País La Vanguardia como El Periódico ABC han sabido manejar discretamente en sus distintos artículos. ¿ Cómo? Vinculando a menudo la retirada de Presos políticos a informaciones que conciernen otros elementos de la feria: cifras de venta, número de visitantes, otros artistas, el tema del futuro o la promoción de ARCO 2019. No es suficiente mencionar que ARCO 2019 tendrá Perú como país al honor si algunos párrafos después hay un cambio de enfoque que expresa muy largamente que lo que ha pasado con Santiago Sierra en ARCO 2018 no tiene que reproducirse en la edición siguiente

En tal caso, de ningún modo el artículo está informando detalladamente al lector de aspectos peculiares a la feria. Presumiblemente, lo único que se quedará en su memoria será la censura de la obra Presos políticos en la España contemporánea. Incluso la presencia de enlaces hipertextuales o fotografías de la obra misma, recursos indispensables en la era del periodismo digital, contribuyen a desviar la atención del lector. Su función primaria reside en orientar la lectura del público hacia cierto tipo de información. Lo de relacionar una información a otra hasta el infinito se inspira en el principio básico del hipertexto: crear, agregar, enlazar y compartir información de diversas fuentes por medio de enlaces asociativos y redes sociales .

Viralidad y actualidad: sinónimos del periodismo digital

A pesar de todo, es preciso conocer la razón que ha llevado a los periodistas a tratar este tipo de información denominada actualidad. ¿ Porqué El PaísLa VanguardiaABC El Periódico apuestan por cubrir una actualidad destinada a generar polémicas, en vez de centrarse en vehicular una información a la vez minuciosa y multifacética de la feria como tal ?

Dos son las palabras claves del periodismo digital: « viralidad » y actualidad. La posibilidad de compartir es el foco de las redes sociales. En una época en que lo digital es omnipresente en el cotidiano de cualquier ser humano, la posesión de Facebook, Twitter, Instagram o otras redes sociales se convierte en algo casi imprescindible. Un aspecto que los medios de comunicación « gran público » como El PaísEl PeriódicoABC La Vanguardia toman en consideración a la hora de escribir y publicar artículos. Poniéndose a menudo en la piel del usuario-lector, dichos diarios tienen una obligación esencial para que la información cubierta se haga viral: elegir la cobertura de una actualidad.

La probabilidad que el usuario comparta una información que lo sorprende e impresiona, como la de Santiago Sierra, es mayor. En cambio, la difusión de la información por parte del usuario, vía redes sociales, no sería cierta con un contenido mediático sobre el evento cultural similar a una crítica de arte (en el caso de ARCO). Los periodistas son responsables de adaptar la información divulgada al público al que se dirigen. Con lo cual, es evidente que se habla de « gran público » en el caso de los periódicos mencionados antes y de público de aficionados, o de profesionales, cuando se hace referencia a una revista cultural. La información no es la misma. Ni siquiera el objetivo del periodista. Y tampoco el del lector.

Hacia un periodismo cultural híbrido

La sección cultura se convierte en un espacio « multi – contenido ». Una constatación que implica cambios en la manera de informar sobre un evento cultural. Asegurarse que una información se haga viral eligiendo cubrir la actualidad supone la posibilidad de tratar asuntos de naturaleza política, social o económica. La relación con la cultura se hace secundaria. El lazo se vuelve indirecto. Es exactamente lo que ha pasado con la obra Presos políticos en la España contemporánea. Santiago Sierra se ha convertido en un terreno fértil para generar polémicas y debates no sobre ARCOmadrid 2018 sino sobre cuestiones de censura y libertad de expresión en la España contemporánea. Con lo cual no es raro encontrar artículos que aparentemente se refieren a ARCO bajo secciones como Política, Vida o Ocio. Es lo que El PeriódicoEl PaísLa VanguardiaABC han hecho a lo largo de toda la cobertura de la feria.

Lorena Ruiz-Huerta, portavoz de Podemos protesta ante la pared de la que se retiró la obra de Santiago Sierra (Claudio Álvarez)

Cuando la revolución digital influencia el uso de los medios

ARCOmadrid sólo es un caso entre decenas de otros. La era digital ha revolucionado la manera de comunicar, transmitir, anunciar, publicar, compartir, relacionar y relacionarse, informar e informarse. Dinámicas diferentes para objetivos diferentes. Objetivos diferentes para lectores diferentes. Lectores diferentes en un universo mediático heterogéneo donde la sobre abundancia de la información reina victoriosamente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: