Bruselas ¿refugio de los catalanes perseguidos por la justicia española?

Carles Puigdemont, Toni Comin, Meritxell Serret, Luis Puig y Valtònyc en Bélgica donde encontraron la justicia que consideran justa, a diferencia de la justicia española. 

El expresidente y Valtònyc en el estreno del cineasta catalán Ventura Pons en Bruselas – EFE

Conocida por sus cervezas, su chocolate y sus patatas fritas ahora la capital belga también se conoce por ser el destino favorito de los catalanes perseguidos por la justicia española. Para unos es donde se encuentra la justicia y para otros es un “refugio de delincuentes”.

En busca de una justicia más complaciente

Después de la declaración de independencia de Catalunya, el 27 de octubre de 2017, Carles Puigdemont, ex presidente de la Generalitat, y unos ministros como Toni Comin, Meritxell Serret y Luis Puig huyeron a Bélgica para evitar la justicia española que les quería llevar a juicio. Puigdemont y Comin por rebelión y malversación de fondos mientras que Serret y Puig eran acusados de desobediencia además de malversación de fondos. Se trata de malversación de fondos, porque han sido fondos públicos los que permitieron responder a las necesidades económicas de la preparación del referéndum, que no era no del gusto del gobierno español.  Desde entonces están en Bélgica, donde en mayo  de 2018, la justicia belga decidió no extraditarlos a España.  

Siguiendo esta misma corriente, Valtònyc, rapero mallorquín se ha ido a Bruselas porque la justicia española lo ha condenado a tres años y seis meses de cárcel por insultar a la corona española y por apología a grupos terroristas como GRAPO y ETA en sus textos. A continuación de su juicio tenía diez días para entregarse pero decidió dejar España y ha sido  nuevamente juzgado en Bélgica el 17 de septiembre de 2018. Como en el caso de los políticos catalanes, la justicia belga rechazó su extradición a su país de origen. 

Tras la no extradición del artista catalán se han cuestionado la noción de libertad de expresión y sus límites. Para unos las letras de Valtònyc como « No podemos elegir, no tenemos ninguna opción, pero un día ocuparemos Marivent con un kalashnikov » o « Froilán se da cuenta y se quiere morir, que a su abuelo un dictador lo eligió. Que pertenecía a los GAL… y que no es democrático sino un dictador enmascarado » por las cuales ha sido condenado, forman parte de la libertad de expresión y para otros, como se puede ver en un artículo de ABC el rapero no es nada más que “portavoz de odio y violencia [y] no merece la impunidad”. Sin embargo, se debe considerar que el rap se conoce también por tener a veces letras provocativas a las que no siempre hay que tomar al pie de la letra. 

“Bélgica es hoy en Europa para los delincuentes españoles […] un sitio seguro”, según ABC

Al leer el periódico generalista ABC y en la prensa catalana, El Periódico de Catalunya, se puede notar que hay opiniones divergentes sobre las características de las canciones de Valtònyc y sobre lo que es Bélgica para España. En un artículo del diario ABC publicado el 18 de septiembre, un día después del juicio, se encuentra un editorial en la sección “opinión” del periódico,  titulado “Bélgica, refugio de delincuentes”. Efectivamente, para el editorial de ABC, Valtònyc ”merece ser condenado” y esa condenación no “vulnera la libertad de expresión” porque en su caso no se trataría de libertad de expresión. Para ABC las decisiones belgas son tan incompatibles con las que tomó la justicia española, contra Valtònyc y los políticos catalanes, que lo lleva a nombrar este país “refugio de delincuentes”. Calificación que nos hace pensar en una pintada hecha sobre el edificio consular de Bélgica ubicado en Barcelona. El 14 de agosto de 2018 se encontraron grafitis que decían “Bélgica refugio de delincuentes” y “Bélgica cómplice del separatismo”. No se sabe de quienes eran estos escritos, pero hasta ahora se quiso incriminar a la Falange que ni siquiera lo ha reivindicado. En todo caso cuando el editorial de ABC dice “delincuentes” se refiere a Valtònyc, Puigdemont y seis otros huidos que ya han sido adjetivados así en un artículo publicado por ABC el 6 de septiembre de 2018.

Una libertad de expresión sin límite

El 18 de septiembre otro artículo de opinión vuelve sobre el tema en El Periódico de Catalunya. Contrariamente a ABC, el enfoque está más en el artista mismo y en la libertad de expresión. Emma Riverola, autora del artículo titulado “Valtònyc” considera que la “sentencia condenatoria [del artista] oprime al mundo de la cultura” y no se puede encarcelar a alguien por la letra de sus canciones ni por lo que dicen porque justamente se trata de libertad de expresión, aunque sean textos o palabras que no son del gusto de todos. Para apoyar su defensa de la libertad de expresión, Emma Riverola habla también de una denuncia de Puigdemont contra un chico que, en la publicación de un video en línea, deseó que lo violaran en la cárcel. Y hoy Puigdemont considera que Valtònyc no merece la cárcel por la letra en que desea muertes porque es libertad de expresión y, como dice la periodista, “Tres meses después, el ‘expresident’ aparecía con Valtònyc en Waterloo, adoptándolo definitivamente para la causa independentista”. En otras palabras, Puigdemont habla de libertad de expresión solo cuando le viene bien. Cuando eran palabras feas contra él quiso que el autor de estas palabras fuera condenado, pero ahora siendo Valtònyc que como él dejó España por cuestiones judiciales, le conviene señalar la justicia española y decir que es injusta porque condena a un rapero por la letra de sus canciones además de querer  condenarle a él por declarar la independencia de Cataluña. Lo que quiere demostrar la periodista de El Periódico de Catalunya es que la libertad de expresión no solo se defiende cuando va en el sentido de uno sino en cualquier momento que se oprime. 

Divergencias en los periódicos como en los países de la Unión Europea 

Los puntos de vista y los ángulos de tratamiento son bien distintos. ABC asocia a los dos, Puigdemont y Valtònyc, que son catalanes y están en Bélgica por huir la justicia española diciendo que son “delincuentes” y su sitio está en la cárcel como lo piensa la justicia española. Sin embargo, según el país las interpretaciones pueden ser distintas: Bélgica consideró que no tenían que pagar con una pena carcelaria mientras que en España sí.

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :