Información y desinformación en Argentina: El caso Santiago Maldonado

Luego de un operativo represivo emprendido por la Gendarmería el 1 de agosto de 2017 (en la Provincia de Chubut), no se volvió a ver vivo al hombre de 28 años. Este acontecimiento ritmó la actualidad durante varios meses en el país. Entre verdaderas y falsas noticias, la opinión pública se vio segmentada… para gran placer del Gobierno.

¿Qué pasó con Santiago Maldonado? La pregunta sigue sin respuesta hasta el día de hoy. El 1 de agosto de 2017, se lanzó un operativo por la Gendarmería Nacional de Chubut (provincia de Argentina) con el objetivo de interrumpir un movimiento de protesta emprendido por miembros de la comunidad Mapuche: la Lof de Cushamen. 8 hombres manifestaban por la liberación del líder de la comunidad Facundo Jones Huala, entre ellos, Santiago Maldonado quién venía a apoyar esta causa. El operativo presenciado por un hombre del Gobierno, el Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad Nacional Pablo Noceti, toma un giro violento. Empiezan a tirar balas de gomas contra los manifestantes y los persiguen hasta la orilla del río Chubut, el último lugar dónde se vio a Santiago Maldonado. Los testigos de la escena (manifestantes mapuches) afirman haber visto “a tres efectivos de la Gendarmería que están golpeando” y cargando al hombre en un Unimog (camioneta de gendarmería). Pasaron 78 días desde su desaparición cuando se halla el cuerpo sin vida de Santiago, a 300 metros del epicentro del conflicto, en el mismo río Chubut.

En esta historia, hay dos bandos: los que defienden la idea de que la Gendarmería es responsable de la muerte de Maldonado y los que mantienen la hipótesis de ahogo, “asfixia por inmersión”. Ahí empieza el conflicto entre la familia Maldonado apoyada por organizaciones de Derechos humanos y Patricia Bullrich (Ministra de Seguridad) que defiende a la Gendarmería Nacional, gran representante del gobierno en el juicio. ¿Cómo se relata la historia en los medios de comunicación?

Sin sorpresa, los medios de comunicación que más visibilidad tienen en la difusión del caso Maldonado son grupos mediáticos mayoritariamente financiados por el Estado.Periódicos y tele, fueron un pilar en la desacreditación de las denuncias hechas por la familia de la víctima contra la Gendarmería. Como cuando se lanzó el rumor de que se había visto a Santiago en una tienda de la Provincia de Entre Ríos. O como cuando una Diputada Nacional declaró por la tele que “Hay un 20 por ciento de posibilidades de que esté en Chile […]”. Todo lo que se dijo tenía como objetivo descartar la posibilidad de comprometer a la Gendarmería, y entonces al Estado, en la muerte del joven. Twitter también fue el escenario de esta tendencia con multitudes de cuentas falsas (las “cuentas troll”) que publicaron más de 800 tweets sobre el tema en tan solo 2h. Estos tweets transmiten informaciones falsas y totalmente arbitrarias siempre haciendo la promoción de referentes del gobierno, muy presentes en el caso. Lo más grave en esta falsificación de informaciones es que favorece el odio y el repudio a la causa que apoya la familia Maldonado y las organizaciones de Derechos Humanos. Pero no solo a esto, sino también a la comunidad Mapuche. Con estos medios, se intentó desacreditar los testimonios de los manifestantes mapuches que estaban junto a Santiago antes de su desaparición. Incluso se evocó la idea de que Santiago hubiera muerto en el terrena y que “[…] La comunidad mapuche se adelantó a los rastrillajes y ocultó su cuerpo”. Lo que empeora la imagen que se da de los mapuches en Argentina.

Para hacer frente a tantos actos de desinformación a nivel nacional, la familia Maldonado junto con los que apoyan su causa creó una página web en la que se expone información confiable. También, comparten comunicados, apoyos, actividades en memoria a Santiago Maldonado. Este sitio es el portavoz de una lucha por la Verdad, la Justicia y contra la Impunidad.

Respecto a la evolución del caso: si el informe final forense determinó que Santiago Maldonado murió a pocos minutos de entrar al agua del río, a causa de “asfixia por inmersión”, no significa que la Gendarmería este fuera de causa. Hubo demasiados elementos que prueban su implicación en la desaparición del joven artesano como el allanamiento de cabellos y soga que les pertenecía o llamadas telefónicas de un gendarme diciendo “El que tenía a Maldonado en la camioneta era la sargento Sartirana” y del Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad ordenando a la Gendarmería antes de la llegada de las pericias que “Que saquen los vehículos de ahí, que escondan”. Tantos elementos que obviamente no fueron evocados en los Tweet y no puestos adelante en otros medios financiados por el Estado.

Ilonka Reinoso

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :