El Goya más feminista

Es el mote que se le ha dado a la última gala de los Premios Goya. ¿Tocará el próximo año un Goya más machista? Los medios periodísticos presentaron trabajadísimas estadísticas para mostrar la falta de paridad en la industria del cine español: solo 30 nominadas (27% del total); los presentadores, productores, guionistas son todos hombres; 7% de directoras, como en el año 2000.

Para El País, los académicos no quisieron desentonar ni una corchea con la nueva melodía: Es la tercera ocasión en que una película dirigida por una mujer gana el premio principal, y la segunda que lo logra Coixet, (…), el máximo gesto feminista de los académicos. El más aguafiestas, claro, fue el refunfuñón La Razón que no soporta nunca nuevos vientos: Será «La noche de los abanicos rojos», un título (el «copyright» es de la directora Inés París) que podría casar con un thriller político-histórico, con una cinta de terror de género o hasta con una «wuxia» esteticista tipo Zhang Yimou. Para ese diario, el oportunismo reinaba en la gala por lo que su primera nota se intituló Los Goya se suben al carro del feminismo”.

El varapalo en las redes sociales se lo llevó el director Carlos Saura quien al presentar un premio con Penélope Cruz dijo: Estoy muy emocionado de estar aquí con esta chica tan guapa ». « 30 años de carrera profesional, 45 películas, figura internacional con 22 premios internacionales, Oscar, Bafta, Palma de Oro, 3 Goyas…. Resumen: esta chica tan guapa”, decía Ángela Das en Twitter, según La Razón. El mismo diario remarcó las distintas lenguas en las que fueron rodadas las películas españolas: Y es que nunca antes las nominaciones a estos premios habían mostrado una variedad lingüística y de producción tan amplia como este año. Hay de todo y para todos: catalán, euskera, inglés y, con menos opciones, español… Son los Goya plurilingüísticos.

Si bien la gran ganadora de la noche, Isabel Coixet, quiso ahondar en los tintes políticos de la noche criticando el independentismo en Cataluña, otros preferían una gala con menos ajetreos y más cotillón. No es noche para reivindicar, se quejó Miguel Ángel Muñoz mientras que a Arturo Valls se le había acabado el Gravol, Me gustaría hablar de las películas, de los actores, del trabajo de los actores, quizá de lo que cuesta producir una película hoy en día en España… pero no marear con otros temas, porque al final se desvirtúan un poco los mensajes y los discursos. Creo que hay otros sitios para reivindicar ese tipo de cosas.

Pero las verdaderas reivindicaciones (machistas) estaban en los artículos de moda de El País. Y no porque hubiese respuestas desagradables al “Un beso gay en la televisión pública” sino por los comentarios (sinceros) de su experta en moda, Carmen Mañana. Los hombres animan la alfombra roja de los Premios Goya; los hombres aportaron la ambición y el riesgo que le faltó a la mayor parte de mujeres a la hora de elegir vestuario ¿Riesgo? Pues el de parecer puta o mariquita, claro. Pero si incluso Eduardo Casanova se apareció con tacones masculinos (para identificar los tacones masculinos y femeninos, ayudarse de las características biológicas de los tacones).

Solo para el jefe de gobierno pasaron inadvertidas estas vicisitudes pues Rajoy ya estaba curado en salud: [las películas] no las he podido ver: para mi desgracia no voy al cine, leo novelas.

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :