Amor al cine en tiempos revueltos

Entrega, pasión y resistencia. La actriz española Laura del Sol, hoy en día presidenta de la asociación cultural “Espagnolas en París”, insiste en la necesidad de un séptimo arte potente y eficaz en su máxima expresión.

 

carmen-movie-poster-1983-1020209468
Cartel de la película Carmen de Carlos Saura (1984).

 

“Podía haber sido otra”, pero ella fue la elegida. Laura del Sol (Barcelona, 1961), actriz y bailarina española, nunca imaginó que una primera actuación en una película iba a cambiar su vida para siempre. Su interpretación del personaje mitificado Carmen en la película epónima de Carlos Saura le impulsó a la fama. Desde su casa parisina, Laura del Sol recuerda aquel proyecto tan importante y tan esencial para entender su propia visión del cine. “Se lo debo todo a Carmen. Yo trabajaba en el ballet de mis padres; vivía bien, era feliz y sabía que el hacer un proyecto de ese tipo iba a cambiar completamente la organización de mi vida. De ser una bailarina anónima, me convertí de repente en la encarnación de un mito.” Un mito que la llevaría a colaborar con producciones internacionales como en la película británica The Hit (1984) de Stephen Frears o en la serie francesa Le Camarguais (2002) dirigida por Olivier Langlois.

30 años han pasado desde que la vida de Laura del Sol diera un nuevo giro de 180°. Su matrimonio con el director francés Antoine Perset hizo que decidiera empezar una nueva etapa de su carrera en Francia. “Tuvimos unos cuantos hijos y decidí parar porque las dos cosas eran un poco difíciles de llevar. Empecé a hacer series aquí en Francia y otras laborales que me facilitaban el hecho de no tener que estar dos meses fuera de mi casa.” A pesar de estas nuevas perspectivas, Laura del Sol considera que no dejó el cine español y que nunca lo haría. Prueba de ello es la asociación cultural “Espagnolas en París” que preside y que trabaja en apoyo de la industria hispana.

 

10 años al servicio del cine español

La falta de apoyo al cine independiente, por razones múltiples y por parte de actores muy diversos, provoca su desvanecimiento. No siempre tiene la visibilidad merecida. En consecuencia, la asociación “Espagnolas en París” que este año cumple sus 10 años de actividad trabaja con ahínco para dar a conocer los autores emergentes y las películas españolas que no llegan a estrenarse en Francia. “Presentamos las películas con público a los distribuidores que vienen. El hecho de que haya público les permite ver las películas con el ambiente; ver si la gente se ríe, lo que comenta, etc.”

Uno de los eventos más exitosos de la asociación es el festival Different! . La programación del certamen incluye proposiciones satélites durante el mes de junio. Esta iniciativa permite establecer una comparación con el Festival de Cine de Madrid que comparte el mismo compromiso desde 1991. Una necesidad imprescindible para las pequeñas producciones en un país en el que la gente no suele acudir con frecuencia a las salas de cine.  “En España muy poca gente va al cine salvo los días que ponen el billete muy barato. ¿Cómo puede ser que algunos comenten o critiquen cuando no han visto la película? La profesión también está muy mal vista. Se mezclan unas cosas con otras y no consigo entenderlo.”

A pesar de esto, la asistencia a los cines ha crecido un 8% durante el primer semestre del año, convirtiendo La Bella y la Bestia de Disney en la película más taquillera con 3,7 millones de espectadores. Este dato demuestra una vez más el interés general predominante por la cultura de masas. Según un estudio realizado este mismo año por Cinesa, una de las mayores empresas de exhibición cinematográfica de España, el 19% de los encuestados prefiere ver una película de ciencia ficción, el 16% se decanta por la acción o el género policiaco y el 6% menciona el cine de autor. Una realidad asumida por la actriz que lamenta los prejuicios y destaca lo esencial de cualquier obra cultural. “Muchas veces el cine de autor parece sinónimo de cine sin mucho dinero. Para los intelectuales, siempre es una cuestión de ir a ver un cine muy cuadriculado. Para mí, todas las películas son legítimas. Todo lo que me procure emociones me va. Yo pienso que el cine es como todo, por ejemplo hay momentos para divertirse o para salir de los miedos que nos aterrorizan.”

 

Poco dinero, mucho talento

La profunda crisis económica, como era de esperar, también tuvo efectos en el cine español. Unas consecuencias nefastas e inevitables que se traducen especialmente por el cierre de salas de cine o la reducción de canales de distribución de películas españolas. Entre los años 2008 y 2013, el número de espectadores llegó a descender hasta un 28,9%. En materia de producción nacional, la situación fue aún más preocupante. En 2013, la industria del cine español apenas consiguió recaudar 70 millones de euros y la asistencia a los cines no sobrepasó el 13%. A los problemas económicos vino a añadirse el desamor por el cine español. El resultado global fue la ausencia de producciones nacionales en el ranking de películas más taquilleras.

“Hoy en día, para los partidos políticos, la cultura no es lo que más interesa.”  Sin embargo, ni la crisis económica ni el desinterés de algunos políticos por la cultura impiden el crecimiento de nuevos talentos cada vez más arriesgados, auténticos y sobre todo independientes. “Como en todas las épocas complicadas la gente saca de hasta debajo de las piedras para intentar construir cosas. Eso es lo que hace que las historias sean interesantes aunque sean complicadas de hacer.” El auge de estas nuevas perlas del cine revelan la existencia de un camino más esperanzador. Laura del Sol destaca el talento y el trabajo de “Isabel Coixet, aunque no sea jovencita”. También cita a “Jonás Trueba, Mar Coll, Alberto Gracia; Gente en sitios de Juan Cavestany; Neus Ballús que hizo La Plaga; Carlos Vermut que ya ha tenido también un Goya”. Un panorama ecléctico y potente que exponen las ganas de hacer “lo máximo teniendo lo mínimo”. Mientras haya amor al cine y una voluntad de querer contar las cosas de una forma personal, el séptimo arte seguirá vivo.

Sylvain Mengo

 

Para ir más allá:

“Cine de autor y gratuito”, Marta Villena, El País, 2017

< https://elpais.com/ccaa/2017/10/11/madrid/1507741396_025869.html>

“Todo lo que España tiene que aprender del modelo de cine francés”, El Confidencial, 2017

<https://www.elconfidencial.com/cultura/2017-07-10/unifrance-cnc-ayudas-distribucion-seguimiento-educacion_1412194/>

“Laura del Sol: ‘Nunca he dejado el cine español’”, Gabriela Cañas, El País, 2016

<https://elpais.com/cultura/2016/06/29/actualidad/1467187977_220174.html>

“Las televisiones y la exclusión del cine de autor en España”, lainformación.com, 2016

<http://blogs.lainformacion.com/telediaria/2016/09/26/las-televisiones-y-la-exclusion-del-cine-de-autor-en-espana/>

“Industria del cine en España – Datos estadísticos”, statista.com

<https://es.statista.com/temas/2942/industria-del-cine-en-espana/>

“El cine sale de la crisis y crece en recaudación y espectadores”, Expansión, 2015

<http://www.expansion.com/actualidadeconomica/2015/10/30/5632384522601d874b8b4639.html>

 

 

Votre commentaire

Entrez vos coordonnées ci-dessous ou cliquez sur une icône pour vous connecter:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

%d blogueurs aiment cette page :