La “literatura puente” de Alicia Dujovne: un acceso a su Argentina entrañable

A casi cuarenta años de su afincamiento en Francia, la escritora vuelve continuamente a sus raíces a través de sus creaciones literarias.  Ya sea a través de la biografía de personajes célebres o  de novelas que mezclan la ficción y la realidad histórica,  su literatura –inspirada en la cultura de su país y en sus recuerdos familiares– es un punto de reencuentro con su Argentina querida.

Alicia_Dujovne_Ortiz_(13381808953)
Alicia Dujovne Ortiz       Fotografía© WikimediaCommons

Dujovne es poeta, periodista, biógrafa y novelista. La dictadura que una vez motivó su exilio, terminó acercándola emocionalmente a sus raíces. Por una necesidad de reencontrarse con su cultura, a través de la crítica y exaltación de la realidad argentina, su inspiración no viene únicamente del repaso histórico de su país, sino también de su propia vida y de las historias de su familia. Las aventuras del Camarada Carlos no son más ni menos que las peripecias de su padre, y las historias en El Árbol de la Gitana,  anécdotas familiares narradas por su madre…

La más agraciada (su novela más reciente, publicada en 2015) sigue esta línea y mezcla de manera prodigiosa, la realidad y la fantasía. De esta manera, anarquistas y prostitutas que realmente existieron y que nunca se conocieron interactúan en el Buenos Aires del siglo XX. Inspirada en la realidad dura que esconde la trata de blancas y la miseria en Polonia en esa época, la novelista escoge una heroína para su nuevo libro. Como en su caso, ella también posee una doble identidad.

 

El exilio, desencadenante de la “escritura puente”

Las guerras y dictaduras en América Latina y España han marcado un rumbo inesperado para varios escritores. Rafael Alberti, Juan Ramón Jiménez y Ramón J. Sender son algunos escritores españoles que tuvieron que instalarse lejos de su patria durante y tras la guerra civil española. Como es de esperar, las dictaduras en el cono sur de América Latina también obligaron a intelectuales como  Juan Gelman e Isabel Allende a escribir desde el extranjero dirigiendo algunas de sus obras al tratamiento de temas sociales y culturales de sus países de origen.

La obra de Alicia Dujovne es también un claro ejemplo del exilio como detonante de una producción literaria creadora de puentes hacia sus orígenes a través del abordaje de elementos culturales e históricos de su país.

Debido a la violencia de la Dictadura Argentina (1976-1983), la novelista decidió refugiarse en Europa en 1978. Escogió París como destino de su “autoexilio”, al igual que su compatriota Julio Cortázar (que alguna vez emigró a Francia a causa de los conflictos políticos nacionales). Allí, por primera vez Dujovne sintió “la necesidad de mirar hacia sus orígenes”, en los que hasta ese momento no se había interesado.

Recuerda que una vez en su París tan soñado, nunca se dijo “ahora voy a emprender una campaña hacia la cultura popular argentina”, pero que son cosas que empezaron a interesarle a distancia, de manera que retomó en su obra algunos elementos de esa cultura como son “el futbol, el tango y el peronismo.”

eva
Eva Perón. La biografía (1997) Fotografía ©Goodreads.com

Este acercamiento a sus raíces permitió a la escritora en la década de los noventa, incursionar en el nacimiento de las biografías : Maradona soy yo (1993) y  Eva Perón. La biografía (1997), inspiradas en dos personalidades icónicas de la Argentina.

La mirada contemplativa a lo lejano y la melancolía de costumbres cotidianas motivó también al escritor cubano Guillermo Cabrera Infante (después de rechazar el gobierno de Fidel Castro, y durante su exilio en Londres), a plasmar en sus novelas elementos históricos y culturales de Cuba, como el jazz.

Algunos “escritores del exilio” también decidieron implicarse en la realidad contemporánea de su país. En el caso de Dujovne, su trabajo periodístico ¿Quién mató a Diego Duarte? (2011) la llevó “a lugares donde ningún periodista ha puesto su pie”, la realidad de los basurales (fuente de subsistencia del cartonero argentino).  Esta situación la acercó emocionalmente a sus compatriotas y a la comprensión del pobre, “ése, que es considerado el otro, en una Argentina orgullosa de sus orígenes europeos.” El libro significó un enorme trabajo de investigación, forjador de una mirada crítica sobre la situación de pobreza en su país.

Cabrera Infante una vez aseguró que sin el exilio y sin la nostalgia por el país perdido, no sería escritor. Siguiendo esta línea, Dujovne  asegura que la distancia con su país fue un detonante de su trabajo literario: “ Estoy segura que no hubiera escrito sobre Maradona y Eva Perón, por ejemplo, si me hubiera quedado en Argentina.” Para ella, escribir sobre su país se volvió una necesidad “de rever lo que había dejado atrás.”

 

Los relatos familiares: un puente hacia sus raíces

Sus padres, ambos escritores, marcaron su destino literario. Hoy, los relatos que alguna vez ellos le contaron de niña son una de sus mayores fuentes de inspiración.

Las influencias familiares son enormes en toda su obra. “Prácticamente no hay ninguna de mis novelas que no tenga relación con algunos de los relatos de mi madre, Alicia Ortiz”, afirma con mucho orgullo.

100907180938_camarada
El Camarada Carlos (2007) Fotografía © cuba.org.ar

Estas narraciones inspirarían El árbol de la gitana (1997), que cuenta la vida de su familia de lado materno y El Camarada Carlos (2007), inspirada en su figura paterna, Carlos Dujovne. Nacida bajo el impulso de indagar sobre la vida de su padre (figura emblemática del Partido Comunista argentino), del que “ya había hablado en varias novelas, pero no conocía la historia en detalle”,  esta obra terminó siendo una fuente valiosa de la historia del comunismo en Argentina. “Todo lo que descubrí sobre la internacional comunista en América Latina no se había escrito nunca. De modo que  me comporté no como una hija que exalta la figura de su padre, sino como una verdadera investigadora que trabaja con el documento.”

En la Argentina del siglo XX se mueve otra heroína suramericana de Dujovne. Y es que ella también forma parte de su historia familiar. Con emoción, recuerda cuando en un viaje a Roma (a sus tan solo once años), su madre le mostró “con mucha emoción, la estatua de Anita Garibaldi”.  A partir de allí, los relatos de su madre sobre su abuelo garibaldino servirían de inspiración para Anita Cubierta de Arena (2011).

La más agraciada no es la excepción. Inspirada de los relatos de su “tío Abraham, (que) conoció a la chica protagonista”,  la escritora retrata la vida de Miriam, una chica polaca que llega a Buenos Aires bajo los engaños de un líder de la Zwi Migdal, al mismo tiempo que toca el tema de la trata de blancas en la Argentina del siglo XX.

En términos generales, la creación de un puente a sus orígenes a través de los “libros de memoria” permite al escritor exiliado revivir su infancia o juventud en el país que tanto añora; por otra parte, el trabajo de investigación que conlleva la reconstrucción de los recuerdos familiares refuerza sus lazos con su país de origen.

Al igual que Dujovne,  la escritora chilena Isabel Allende reconstruyó su historia familiar en Paula mientras se encontraba exiliada en Venezuela (durante el gobierno de facto de Augusto Pinochet). Ambas escritoras utilizan la memoria como un puente hacia sus orígenes, un testimonio de la realidad social de su país y un legado familiar.

 

La heroína de doble identidad en la literatura desde el extranjero

Como reflejo de su propia vida, las protagonistas de las novelas de Alicia Dujovne son mujeres valientes y aventureras, portadoras de una identidad dividida.

Dujovne afirma que no podría ocuparse nunca “de un personaje que se crea dueño de una identidad única, parte de un país o del que no tiene ninguna duda”. Esta dualidad viene marcada desde su nacimiento a través de sus “orígenes judíos y cristianos”  y sus padres “ex comunistas”. El hecho de vivir cuarenta años en Francia también le permite considerarse “medio argentina y medio francesa”.

agraciada
La más agraciada (2015) Fotografía © tematica.com

Miriam (protagonista de La más agraciada), comparte algunas de estas características. Para poder sobrevivir debe, por lo tanto, encontrar su propia fuerza, aunque esté lejos de casa.

Para la novelista, recrear el retrato de Miriam y de otras mujeres que vivieron esa “situación terrible” de prostitución forzada (donde a veces debían “atender a cien hombres por día”), es una oportunidad para poder revisar la historia argentina y hablar sobre el fenómeno de la trata de blancas en Argentina.

Desde hace años, ella pensaba que era necesario ocuparse de este tema “porque es una de las grandes vergüenzas de la comunidad judío-argentina.”

Si bien ese episodio de la historia argentina no es actualmente un tabú, Dujovne cree que es necesario darlo a conocer como una situación que se sigue reproduciendo. “Lo mismo que le pasó a la Miriam de mi novela le sigue pasando hoy a centenares de chicas de Europa del Este, que están muertas de hambre, sueñan con occidente y llegan a las capitales de Europa Occidental, engañadas.”

Comprometida con la actualidad de su país, Dujovne decidió dedicar este libro a Susana Trimarco, madre de Marita Verón. Este gesto pretende reconocer el esfuerzo de Trimarco en la creación de una institución que ayuda a otras madres que se encuentran en la misma situación, pero sobre todo, no dejar en el olvido a las mujeres que lejos de su país natal, como ella, han luchado por salir adelante.

                                                                                                                                        Beatriz Serrato

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: